Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Conocer a los clientes es un reto al que se enfrentan las organizaciones de múltiples sectores.  Los consumidores desean que las empresas los traten como individuos únicos, entendiendo sus necesidades y gustos en el momento de la adquisición de productos o servicios.

El desafío de las organizaciones es no perderse en el océano de datos que existe actualmente. La analítica es la aliada a la hora de comprender los comportamientos de los clientes. El análisis de comportamiento permite entender cómo cada usuario actúa a través de cada canal, cómo interactúa en cada punto de contacto y los factores que influyen en estas acciones.

Aunque parece algo simple, la comprensión de estos comportamientos ayuda a las organizaciones en todo el ciclo de vida de los clientes, como la adquisición, definiendo los segmentos con mayor valor para determinar mejores ofertas;  la generación de ofertas, identificando patrones para personalizar estrategias de upselling y cross selling; y la retención, detectando la posible deserción de los clientes.

IBM recomienda 5 claves para iniciar en el análisis de comportamientos de los clientes:

  1. Evalúa las herramientas analíticas con las que cuentas y analiza la información que te están arrojando, pues tus datos deben ser tan buenos como los insights que ofrecen.
  2. Evalúa si tus datos te brindan un panorama de todo el ciclo de vida de tus consumidores.
  3. Garantiza que tus áreas de mercadeo y los profesionales de inteligencia de negocio también tengan acceso a herramientas analíticas. Encuentra soluciones que apunten a tu línea de negocio para sacar el provecho de la información.
  4. En algunos momentos es más fácil generalizar los comportamientos de todos tus clientes, sin embargo esta no es la mejor práctica. Garantiza que tus datos te ofrecen un contexto y una vista 360° de tus clientes para mejorar tus análisis y estrategias de acuerdo a segmentaciones.
  5. Asegura que tus herramientas de análisis de datos puedan predecir el futuro. Al incorporar información estructurada y sin estructurar se pueden obtener insights de valor sobre los comportamientos de los clientes.

Da el paso hacia un conocimiento profundo de tus clientes y mejora tus estrategias para ganar una ventaja en tu mercado. Contáctanos y descubre cómo lograrlo.

X