Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Un mundo inteligente no solo está representado en cifras, el bienestar social juega un papel importante.

Identificar con un tiempo prudente enfermedades de gravedad que deben ser tratadas en el momento indicado, resulta ser la línea entre la vida y la muerte para millones de personas en el mundo. La cobertura a nivel nacional y la administración de medicamentos de forma oportuna son unas de las problemáticas que enfrenta un sistema de salud, que hace mucho se vio sobrepasado por la inmensa demanda poblacional.

En un país como Colombia, estructurado con un sistema de salud basado en la financiación entre las clases sociales, es vital identificar cuáles personas realmente pertenecen al régimen subsidiado, evitando de esta manera que inescrupulosos se beneficien ilegalmente de un sistema que está concebido para los menos favorecidos del territorio nacional.

Pero, ¿cómo es posible lograr todo lo anterior? La respuesta se encuentra en las bases de datos que maneja el ministerio y a su vez todos los que prestan servicios médicos, como las EPS, IPS, hospitales, cajas de compensación y otros centros de atención.

El análisis de estas bases de datos permite consolidar la información en una única fuente capaz de enfrentar todo tipo de anomalías o fraudes. Por ahora, las entidades prestadoras de salud han implementado la analítica para ordenar cantidades masivas de pacientes y entender mejor la relación entre síntomas, enfermedades y tratamientos, pero aún es posible sacar más provecho  de estas soluciones inteligentes.

De hecho, estas soluciones pueden predecir resultados mediante la correlación y el análisis de la información, vinculando datos demográficos, información de diagnóstico y datos clínicos que ayuden a identificar tratamientos más efectivos, generando una atención más personalizada.

En síntesis, como se mencionó en la introducción, la analítica permite un mejor sistema de salud basado en el bienestar social de la población.

REDACCIÓN INFÓRMESE
POR SERGIO FORERO

X