Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

 

La analítica sin duda ha logrado transformar cientos de industrias y organizaciones que encontraron en los datos a sus escuderos para emprender proyectos, aprovechar oportunidades o mejorar procesos. Las instituciones educativas no son ajenas a esto.

Con el uso del poder de los datos, las instituciones pueden medir el rendimiento, brindar mejores experiencias educativas de los estudiantes, ahorrar costos y generar beneficios a los estudiantes con una educación eficaz.

Para ello, la información es un activo claro que permite medir el desempeño de los estudiantes y las implicaciones de comportamientos, intereses o patrones. Con la analítica predictiva se descubren patrones y asociaciones de diferentes fuentes que ayudan a conseguir el éxito de los estudiantes.

Muchas instituciones educativas administran datos sobre los estudiantes, pero para entender y predecir con precisión las aspiraciones, mejoras y las necesidades de un estudiante se debe convertir todos los datos en información para apoyar los objetivos y logros académicos.

Conoce algunos usos que los colegios de diferentes lugares del mundo están dando al análisis de datos:

1. Identificar a los estudiantes que presentan dificultades y pueden desertar debido a problemas dentro o fuera de las instituciones.

2.Crear e implementar estrategias efectivas para apoyar a los estudiantes que tienen un alto riesgo de desertar.

3.Crear mejores estrategias para apoyar el reclutamiento de estudiantes que podrían elevar el nivel académico de la institución.

4.Desarrollar contenidos curriculares que se adapten a las necesidades e intereses profesionales de los estudiantes de educación superior.

5.Obtener insights en tiempo real sobre el rendimiento de la institución para tomar decisiones oportunas.

¿Deseas implementar estas estrategias para potenciar a tu institución educativa? Contáctanos y conoce cómo lograrlo.

X