Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

El análisis inteligente de los datos se mueve bajo 3 conceptos fundamentales que todo empresario y hombre de Gobierno debe entender.

Distinguir analytics, business intelligence y data science, es cada vez más necesario teniendo en cuenta los grandes avances que hay en materia de crecimiento empresarial. Aquí tres de los más importantes para que se haga una idea de las fortalezas que le ofrece el mundo analítico.

Analytics

Este término, desde su raíz, se enfoca en la lectura estadística de cifras o datos que pueden originar un resultado inesperado. La probabilidad juega un papel determinante ya que el análisis logra anticipar acciones en distintos escenarios. La diferencia principal entre Analytics y BI se encuentra en lo mencionado anteriormente, el primero tiene la capacidad de predecir, mientras el segundo se basa en el análisis de los datos históricos.

La predicción que resulta ser el atributo principal en este punto, se da en gran medida a la capacidad para realizar proyecciones, segmentaciones, modelamiento de datos, entre otros. Aunque la analítica se encuentra en gran variedad de aplicaciones web gratis, es importante tener en cuenta que para propósitos de gran envergadura es necesario dejar la tarea en manos de soluciones sólidas y robustas.

Business intelligence

Su fortaleza se podría resumir en – tendencia de datos históricos – en cuanto a resultados el BI se especializa en la presentación de informes, cuadros de mando y visualizaciones interactivas. Un concepto pensado en el usuario final, desarrolla un sinfín de opciones para acceder a los datos, de tal manera que la forma para leer los resultados se ha logrado consolidar como un proceso intuitivo al alcance de todo tipo de líderes.

Con BI, generación de informes, gestión del desempeño, lectura de información y todos los mecanismos válidos para evaluar el desempeño empresarial, son desarrollados a partir de la tendencia con mayor penetración en el mercado.

Data science

Con el movimiento de la ola Big Data, este último concepto es la vanguardia de la gestión inteligente de los datos. Este último se desenvuelve exitosamente en la complejidad de los datos no estructurados. Sus armas son el desarrollo avanzado de las matemáticas y la estadística, sujeto a la innovación de los medios sociales. La investigación en este contexto respalda cada cifra sin dejar de lado, una programación bastante amigable para el usuario final.

La analítica tiene su parte en este concepto, crea segmentos de datos y pone a prueba el desarrollo de cada uno, data science es una jugada eficaz para las empresas que buscan optimizar su desarrollo sin importar cuál sea su sector.

Si bien los 3 conceptos hacen parte de un solo movimiento, cada uno se ha logrado consolidar según su especialidad. Por ahora, es necesario conocer cuando se necesita emplear la solución adecuada.  

Un acierto marca la diferencia entre victoria y derrota.

REDACCIÓN INFÓRMESE

X