Nosotros RSE Blog Eventos

¿A quién no le gustaría saber lo que ocurrirá en un futuro, especialmente en temas de salud?  Para esto no hay que acudir a las artes adivinatorias, existen técnicas analíticas que permiten conocer lo que podría ocurrir en horas, meses o en pocos años.

El análisis predictivo permite indagar a profundidad en  los datos existentes para hallar patrones. Cuando se encuentran, estos sirven  para determinar tendecias o predecir cómo serán los resultados en un escenario específico.  En el sector salud,  esto sirve para mejorar la atención a los pacientes.

Con el análisis predictivo,  las entidades de salud obtienen datos en tiempo real para que los médicos conozcan insights de la salud física y mental de sus pacientes. Así en lugar de reaccionar solo a los síntomas, se pueden centrar en la prevención de enfermedades.

Según un estudio publicado en Health Affairs, el uso del análisis predictivo en grandes volúmenes de datos pueden reducir los costos de atención médica. El estudio encontró que el análisis predictivo es útil para la atención de pacientes de alto costo, readmisiones, triage, eventos adversos y la optimización del tratamiento para las enfermedades que afectan a múltiples órganos.

Conozca tres ejemplos del sector salud que aprovechan el análisis predictivo en sus estrategias para mejorar sus operaciones:

1. Predicción y prevención de las visitas a la sala de urgencias

En Estados Unidos, algunos hospitales utilizan el análisis predictivo para acceder a la historia  clínica electrónica de sus pacientes y contactarlos para notificarles cuándo están en alto riesgo de sufrir una afección o enfermedad, incluso antes de que ocurra.

En este caso, el análisis se aplicó a 1,3 millones de registros de salud para personalizar la atención y el seguimiento a los pacientes. Después de realizar el análisis, el 74% de los pacientes analizados tuvieron que acudir a las salas de urgencias por una enfermedad.

2. Datos para conocer hábitos de vida

El sistema de salud de Carolina del Norte y del Sur cuenta con más de 900 centros de atención, por ello desarrollan un programa de análisis predictivo basándose en los datos de consumo para hallar factores de riesgo en la salud.

No es ningún secreto que los pacientes a menudo no son honestos con sus médicos acerca de ciertos aspectos de su estilo de vida. Por ello, el sistema de salud de Carolina del Norte y del Sur analiza datos de consumo como: compra de cigarrillos, ubicación en una zona de alta proliferación de polen, la cancelación de su membresía en el gimnasio y la compra de la comida chatarra. La información se utiliza para determinar qué tan probable es que alguien sufra un ataque al corazón o un ataque de asma que termine en una visita a urgencias. Además, los datos son empleados para  brindar recomendaciones de gimnasia, dar información sobre los programas para dejar de fumar o una remisión a un nutricionista.

3. Prevenir infecciones post-operatorias

Después de la cirugías, la red de hospitales y clínicas de la Universidad de Iowa utiliza el análisis predictivo de datos  tomando información del historial de cada paciente, sus condiciones médicas y los signos vitales durante la cirugía para determinar qué pacientes están en alto riesgo de sufrir complicaciones quirúrgicas. Usando el análisis predictivo, lograron reducir en un 58% las infecciones de los pacientes que se sometieron a una cirugía de colon.

Mediante el uso de análisis predictivo podrá conocer a profundidad a sus pacientes para mejorar su atención, reducir el riesgo de enfermedades y optimizar sus recursos. Contáctenos y conozca cómo podemos ayudarlo.

X