Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

La tendencia que está capturando el mundo, coloniza un sector más, esta vez la televisión logró explotar el poder oculto de los datos.

El uso adecuado de los datos, como lo hemos mencionado en otros apartados de este blog entrega ventajas en todos los niveles, una relación donde todos ganan es posible con el análisis de la información. Para el caso de las series de televisión, Estados Unidos ha sido uno de los primeros países en combinar estas dos industrias con resultados impresionantes.

El reto más grande que enfrentan todas las producciones televisivas es estar en sintonía con las audiencias digitales, el dominio de plataformas online como Netflix y YouTube impulsan el crecimiento de este mercado, de manera que son cada vez más las audiencias dejando los medios tradicionales para entrar al campo digital. Este cambio es la oportunidad para aprovechar los datos en Real Time.

Como hemos escuchado el tiempo en televisión es oro, por eso cada minuto representa ideas que se pueden convertir en dinero, tan solo en el Reino Unido, los medios digitales mencionados en el párrafo anterior tienen el 40% de la audiencia en la franja más cotizada de esta industria. Un cambio que se viene generando poco a poco y que promete ser total; el prime time es digital.

El análisis de cada televidente permite conocer su experiencia con cada contenido, anticipar entonces lo que quieren ver, incrementa el nivel de acierto de cada producción. Por su parte las redes resultan ser un puente entre ambas plataformas, en cifras el 24% de las personas entre 18 a 24 años eligen sus preferencias según las recomendaciones de Twitter y Facebook. Tener una lectura adecuada del entorno es hoy una necesidad que entrega buenos resultados.

House of cards la serie estadounidense que tiene la audiencia pegada a su sintonía y nominada a los mejores premios de la industria, es un ejemplo claro de lo que puede hacer la analítica por este sector.

REDACCIÓN INFÓRMESE

X