De vuelta a la credibilidad en las encuestas

¿Por qué usar analítica en la prevención del fraude?
17 mayo, 2018
¿Cómo mejorar la facturación de Telcos con analítica?
8 junio, 2018
Ver todo

De vuelta a la credibilidad en las encuestas

Se ve la luz al final del camino. Los resultados electorales de ayer en Colombia dejaron dos grandes ganadores: la democracia y el análisis de datos.

Tras muchos esfuerzos, finalmente los votantes superamos a los no votantes. Independientemente del voto, el participar en los procesos electorales nos da a los ciudadanos el derecho a exigirle a nuestros gobernantes el ser tenidos en cuenta. El proceso electoral vivido ayer nos brindó la posibilidad, en paz. ¡Qué gran avance!

Por otro lado, las firmas de encuestas, grandes usuarios e impulsoras del análisis de datos recuperaron terreno de credibilidad. Casi todas acertaron en las mediciones. Son pocas las posibilidades que tenemos en el mundo analítico de validar hasta la máxima precisión nuestros modelos.

George Gallup, en 1935, funda American Institute of Public Opinion (el Instituto de Opinión Pública Americana) y fundamenta su trabajo en el análisis de las encuestas de opinión. Con mucho trabajo, Gallup logró posicionar tanto su instituto como su metodología. En los últimos procesos electorales en diversos lugares del planeta, las encuestas no habían logrado reflejar el comportamiento electoral. Se estaba poniendo en duda el proceso de análisis. Los resultados electorales en Colombia vuelven a darle un aliento de credibilidad al proceso. La última encuesta de Invamer estuvo muy cerca de los resultados reales.

Vale la pena resaltar un trabajo en proceso, el de Cifras y Conceptos, de Cesar Caballero quien se arriesgó a usar una metodología diferente, que tuviera en cuenta nuevas fuentes de información (BigData) para validar y reportar sus estimaciones. Quizás en esta ocasión no le haya ido bien, aunque claramente no tan mal como los medios indican, ni tampoco tan mal como les fue a los procesos tradicionales de encuestas en Inglaterra o Estados Unidos. La experimentación es parte del proceso de desarrollo del conocimiento. Habrá que entender los motivos por los que se generaron las desviaciones, pero claramente, es parte del proceso en curso de entender la potencia y la forma de analizar las nuevas fuentes de información. El desarrollo de conocimiento tiene que estar abierto a estas eventualidades.

El mundo analítico continúa su proceso. Tenemos que aprender a compaginar diversos mundos. Habrá que seguir buscando cómo usar las nuevas fuentes disponibles al iguar que se debe mejorar el análisis con los procesos tradicionales. Este es un momento en donde la conjunción no es O es Y. No es analítica con herramientas propietarias o código abierto, deber ser analítica con herramientas propietarias y código abierto. Es un mundo que debe incluir las diversas líneas de pensamiento, respetando el conocimiento ya adquirido.

En el mundo con información disponible, se pueden conocer de primera mano los ofrecimientos y propuestas de cada candidato. La ciudadanía (las personas) toman decisiones propias y son menos sujetas a ser dirigidas por camisetas. El proceso electoral madura y las personas diariamente elegimos. Elegimos no solo en el ámbito político sino también en el comercial.

Claramente, el mundo analítico vive y perdura.

 

Sergio Gutiérrez.
CEO de INFÓRMESE.

 

Foto: Oscar Söderlund on Unsplash.