Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Si nuestro planeta fuera una gran aula de matemáticas, Estados Unidos sería un alumno deslucido que se sienta en la parte trasera del aula.

Entre 30 países, Estados Unidos ocupa el 25° puesto en matemáticas y el 24° en ciencias.*

Este es el mejor momento para desarrollar sistemas educacionales más inteligentes, tanto en acá como en todo el mundo. Los sistemas escolares y de enseñanza superior están enfrentándose a cortes en el presupuesto. La demanda por trabajadores del conocimiento con habilidades especializadas está creciendo un 11% anualmente. Muchos trabajos requieren entrenamiento de por vida y actualización continua de habilidades. La industria educacional se ha vuelto cada vez más compleja y difícil de cuantificar, ya que los estudiantes siguen una gama de vías de aprendizaje alternativas. Uno de los retos es que nuestros sistemas educacionales deben ser más… sistémicos.

En Estados Unidos, hay 15,000 distritos escolares individuales y más de 4.000 instituciones de enseñanza superior, la mayoría de ellas con sus propios procesos de gestión y metas. En China, hay casi 500.000 escuelas primarias y secundarias, muchas de ellas responsables de administrar su propia infraestructura. Esas redundancias han creado ineficiencias enormes, aumento de costos y silos de recursos.

La buena noticia es que ocurrieron avances en la tecnología educacional, como: computación en nube, sistemas de código de fuente abierta, virtualización y análisis que pueden ayudar a los sistemas educacionales a renovar infraestructuras obsoletas a través de una nueva funcionalidad. Ahora pueden volverse más interconectados, instrumentados e inteligentes. En resumen: más inteligentes. Y eso ya está sucediendo.

Fuente:IBM

X