Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

A diario una persona recibe cientos de mensajes de diferentes marcas que los invitan a comprar sus productos o adquirir sus servicios. El reto está en enamorarlos para lograr su lealtad. Por eso, personalizar las experiencias de los clientes ya no es una opción para las empresas de retail. Ahora, las marcas deben cumplir con las expectativas y necesidades de los clientes para atraerlos, fidelizarlos y aumentar sus ganancias.

Cuando un cliente necesita o desea comprar un producto suele buscar ofertas, evaluar las características, comparar precios y leer reseñas.  Por ello, es importante acompañarlo en cada paso de la compra y adaptar las estrategias de forma única a las necesidades de los clientes. ¿Cuál es la forma de destacarse en el mercado y enamorar más clientes? La respuesta está en aprovechar los datos que se generan en múltiples fuentes, canales y momentos.

Ofertas dirigidas

La estrategia del pasado era transmitir mensajes a grandes audiencias, pero esto no necesariamente encajaba con las necesidades individuales. Cuando una oferta especial está dirigida a un grupo demográfico demasiado amplio, es probable que pase por alto. Por ello, ahora las marcas enfrentan el reto de personalizar las experiencias.

Para personalizar las experiencias se requiere analizar datos de distintas fuentes como transacciones o fuentes no estructuradas, como redes sociales. Este es el insumo base para entregar ofrecimientos relevantes en momentos en que el cliente los desee. El desafío está en recopilar y analizar flujos de datos para transformarlos en información de valor.

Flujos de canales digitales

La proliferación de canales digitales y sus datos asociados conlleva grandes desafíos en el análisis. Sin embargo, la analítica de social media puede brindar a las organizaciones una ventaja competitiva. Estos canales permiten predecir la siguiente mejor acción para cada cliente y obtener información de valor como qué oferta podría interesarles, cómo les gusta recibir información o en qué segmentos deben enfocarse.

Las mejores decisiones se pueden tomar cuando se aprovecha una gama amplia de datos. ¿Quieres saber cómo lograrlo? Obtén más información contactándonos.

X