Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Entrevista: Jorge Mario Ramírez Wolfram Innovator Award “Las matemáticas que le enseñan a los niños no sirve para nada”

By 30 julio, 2019 agosto 2nd, 2019 Sin categoría
Por: Juan Sebastián Montañez

La modernización de la educación básica y superior prima como uno de los más grandes desafíos que atraviesan las naciones en crecimiento.  Tanto las personas que imparten la educación como aquellos usuarios acuden a ella son protagonistas que marcarán el nuevo rumbo de la educación en Colombia y su camino hacia la transformación y la efectividad.

Jorge Mario Ramírez es Ingeniero Civil y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, fue galardonado con el premio Wolfram Innovator Award por su aporte a la educación y su transformación. Durante 15 años el profesor Jorge Mario ha utilizado la herramienta Wolfram Mathemamatica para revolucionar el aula de clases, mejorar la calidad de sus contenidos y brindar una mejor experiencia a cientos de alumnos por medio de la tecnología.

¿Por qué decidió convertirse en profesor?           

Jorge Mario Ramírez: Desde niño he sido un curioso. Disfruto mucho compartir el conocimiento con otros, compartir mi curiosidad con mis estudiantes y con la gente que trato, es una sensación única, es la forma en la que le devuelvo a la gente.

¿Durante cuánto tiempo ha ejercido como docente?

Jorge Mario Ramírez: Esto empezó desde mi vida académica profesional. Comencé a trabajar cuando era estudiante, como asistente, a veces como particular y en ciertas ocasiones fui monitor. Básicamente he realizado esta labor durante toda mi vida adulta; para mí, ser profesor es lo más gratificante del mundo, ver la satisfacción de las personas cuando descubren o entienden su realidad es una sensación única.

¿Cómo está la educación en Colombia? ¿Cree que vamos por el camino correcto en cuanto a la educación superior?

Jorge Mario Ramírez: La educación superior tiene todos los problemas que puede tener un país como Colombia. Lastimosamente la educación en Colombia es un reflejo de lo que es nuestra cultura y de lo que somos como colombianos; con virtudes, con retos y por supuesto con  problemas. Siento que todo está en constante cambio y  que en las universidades se está gestando una cultura de transformación. Los estudiantes serán los protagonistas de esto.

Ha sido catalogado como un transformador de la educación en Colombia por usar una herramienta que transformó la forma en la que impartía su clase de una forma tan efectiva ¿Qué sintió?

Jorge Mario Ramírez: Fue una satisfacción muy grande ¿Sabe?, Llevo muchos años trabajando con el lenguaje y con la herramienta Wolfram Mathematica. La herramienta fue una excelente opción de trabajo para implementar a mis clases. Nunca me consideré un desarrollador con un papel coyuntural, me veo más como un usuario, fue muy gratificante ver que las personas que componen y trabajan en Wolfram veían este proceso como algo importante que de verdad está transformando la educación en Colombia.

«Es muy difícil mantenerle el paso a la tecnología, pero si no se hace el esfuerzo pues quedaremos relegados»

¿Y el premio que significa ahora para su labor?

Jorge Mario Ramírez: Es muy significativo, el reconocimiento que me dieron fue por investigación para cálculos, simulaciones, investigaciones y modelamiento matemático. Precisamente la metodología que implementé dentro y fuera del aula ha sido un proceso que me ha hecho mejor profesional y mejor profesor, es increíble pero mis estudiantes lo afirman, fue maravilloso que el mismo Stephen Wolfram y su organización me hayan reconocido.

¿Colombia estará implementando de forma acertada tecnologías para la transformación de la educación?

Jorge Mario Ramírez: En estos momentos se están haciendo esfuerzos. Es muy difícil mantenerle el paso a la tecnología, pero si no se hace el esfuerzo, pues quedaremos relegados. Los  estudiantes aprenden de formas distintas a la que aprendimos nosotros los profesores.  No solo es un cambio global, es un cambio en el que los alumnos acceden a la información y también como la entienden. Desde la Universidad Nacional se vienen haciendo esfuerzos para modernizar la enseñanza y de esta forma, ajustar a los requerimientos del mercado, el resto de universidades deberían implementar la tecnología,  no hacerlo sería un atraso para la educación.

«hay una conciencia dentro del sector de la educación y sabemos que debemos virar y caminar hacia la modernización y la innovación permanente»

¿Cuáles son los problemas más comunes a los que se enfrenta la educación frente a la implementación de tecnologías?

Jorge Mario Ramírez: Definitivamente hay una conciencia dentro del sector de la educación y sabemos que debemos virar y caminar hacia la modernización y la innovación permanente.  Es un proceso dentro del marco de los problemas que nuestro mismo país propone: problemáticas presupuestales, generacionales,  el acceso a la tecnología, el desconocimiento por parte de las entidades educativas entre muchos otros. Creo que se está creando una conciencia sobre la modernización y la innovación educativa. La academia debe virar hacia esos rumbos.

¿Y sus estudiantes? ¿Cómo les fue con Wolfram? ¿Les costó manejarla?

Jorge Mario Ramírez: En nuestra cultura, y más dentro de la cultura de la educación universitaria existe mucha fricción. A muchos estudiantes se les dificulta intentar cosas nuevas,  si se da cuenta, a los profesores también les pasa lo mismo. En el camino se encuentra bastante resistencia, yo tengo estudiantes de todo tipo, por supuesto, a mis mejores estudiantes Wolfram les pareció una maravilla, ¡increíble!,  para la mayoría, Wolfram es una oportunidad de aprendizaje y de cambio.

¿Y por qué?

Jorge Mario Ramírez: Mire que con el tiempo me empezaban a exigir más. Muchos de ellos pensaban que la mejor alternativa era la educación tradicional, ir más allá del papel y el lápiz parecía estresante o preocupante, ellos no tenían una conciencia sobre las tecnología ni la transformación, aún no entendían lo que Wolfram Mathematica podía hacer, precisamente, la herramienta es la que me ha proporcionado y brindado ayuda para cambiar la percepción e ir más allá con los estudiantes.

¿Usted ha  sido docente de ingeniería y matemática toda su vida, en que puede ayudar Wolfram a otras áreas, facultades y disciplinas?

Jorge Mario Ramírez: Yo enseño matemática y calculo a todas las ingenierías dentro de la Universidad Nacional.  Creo y no cabe duda, que dentro de las ingenierías cualquier lenguaje de programación tiene cabida y obviamente,  más de una herramienta como Wolfram tiene un gran campo de acción e implementación. Otras facultades como por ejemplo: ciencias biológicas tiene un gran campo de aplicabilidad, las ciencias financieras y administrativas corren con ese mismo beneficio, Wolfram tiene una gran aplicabilidad dentro del universo de lo computable y contable.

¿Y en humanidades y ciencias de la salud?

Jorge Mario Ramírez: Como le digo, Wolfram tiene cabida dentro del universo de lo computable; se aplica a lo que usted quiera: medicina, ciencias sociales y hasta diseño, es claro que existe en este momento un atraso de la academia por fuera de las ciencias exactas y de la ingeniería, las otras disciplinas deben darse cuenta de la necesidad de utilizar programación y lenguajes para la computación. Si usted ve, Wolfram juega un papel importantísimo en eso.

¿Cómo se reinventó como docente? ¿Le costó transformar el aula desde la tecnología?

Jorge Mario Ramírez: No, mire, siempre he estado a la mano con la tecnología, de hecho me parece más complicado volver a enseñar de la forma clásica, es más difícil, ahora no podría concebir  una clase sin una herramienta tecnológica.

¿Ayudo Wolfram a mejorar, optimizar y transformar la forma de educar a sus estudiantes?

Jorge Mario Ramírez: Sí, sin duda, la mejoró y continuamente la sigue mejorando.  Yo no veo como esa curva de aprendizaje pueda parar. Entre muchas razones, hay mucho por hacer desde una educación de cara a la transformación. Wolfram me permitió innovar e ir adelante, aún queda mucho techo para mejorar, la velocidad es tan grande que no hay manera de parar, esto sería retroceder y nunca será una opción.

¿Qué necesita la educación para triunfar en temáticas tan complejas como códigos y lenguajes de programación pero en colegios?

Jorge Mario Ramírez: Personalmente creo que el reto no son los niños. El verdadero reto es para los educadores. Los niños de hoy en día son demasiado ágiles con la tecnología, mucho más que nosotros. Piénselo, ¿Cuándo les dimos clases sobre Facebook y redes sociales a los adolescentes? ¡Nunca! El verdadero reto es mantener y educar a los profesores dentro del mundo digital, así se puede transmitir el conocimiento.

¿Cómo puede ayudar Wolfram?

Jorge Mario Ramírez: Wolfram es un lenguaje de programación muy amigable con el usuario. Es perfecto para este sector porque es sencillo e intuitivo, un niño de 10 años no tendrá problemas para programar, curiosear, explorar y hacer cosas muy interesantes.  Como le digo, el problema recaerá realmente en el educador y en las entidades de educación. Sería bueno que cualquier colegio repensara  la forma en la que educa. Es un reto a nivel institucional.

La mayoría de niños odian las matemáticas ¿Es la tecnología ese puente para seducir a las nuevas generaciones?

Jorge Mario Ramírez: Yo creo que sí, soy un creyente de que la forma en la que se enseñan las matemáticas a los niños no sirve para nada.

«las herramientas matemáticas no están alineadas con las necesidades cuantitativas que tiene la gente a diario en la vida real»

¿Por qué?

Jorge Mario Ramírez: Porque las herramientas matemáticas no están alineadas con las necesidades cuantitativas que tiene la gente a diario, en la vida real. En este mundo moderno existen necesidades cuantitativas que hay que cumplir: finanzas, gráficos, cálculos, estadísticas, nociones sobre probabilidad para tomar decisiones bajo incertidumbre. Se deben saber aritmética, nociones básicas para modelar la realidad en términos matemáticos y muchas otras cosas. Esas son las necesidades que debemos cumplir en niños para que después no haya problemas con las matemáticas.

¿Qué le recomienda a esos docentes que implementan tecnología dentro de sus aulas?

Jorge Mario Ramírez: Los primero es que no se dejen quedar del bus. En 20 años no saber programar será como no saber leer. Los educadores deben prepararse para lo que viene, empezar a manipular y usar la programación, los lenguajes variados será casi una alfabetización, la expectativa del estudiante será que los educadores sepamos programar y estemos  conectados a los algoritmos y al tanto de la tecnología, eso es necesario y fundamental, nuestros estudiantes lo van a exigir.

¿Y Wolfram?

Jorge Mario Ramírez: Wolfram es una muy buena salida, es muy fácil para aprender y sencilla de implementar en cualquier aula. Es una herramienta que puede ayudar mucho en la transformación de la educación de camino al cambio.

 

Leave a Reply

X