Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Big Data & Analytics están transformando al sector bancario a nivel mundial. Este término de Big Data hace referencia a las enormes cantidades de información que llegan a una gran velocidad y variedad. Estos provienen de clientes, socios, reguladores y sistemas internos y abarcan desde millones de transacciones hasta clics en la web, datos de ubicación, publicaciones en redes sociales, noticias, entre otros.

Esta información masiva llega a volúmenes desbordados, lo que hace que los bancos lleguen a necesitar herramientas avanzadas para aprovechar todo su valor. Por lo tanto, esta tendencia representa retos y oportunidades para todas las entidades financieras.

¿Cómo Big Data ayuda en el enfoque al cliente?

Ahora, las entidades financieras tienen un interés en conocer y satisfacer a sus clientes que cada vez son más exigentes. Por ello, buscan aprender sobre sus necesidades, preferencias y comportamientos. Cuanto mejor conozca un banco a sus clientes, mejor podrá anticipar los productos, servicios y acciones que crearán una relación rentable con los clientes.

Para ello, necesitan nuevas tecnologías para manejar el volumen, la variedad y la velocidad de la información; así como capacidades para gestionar la información y acceder a los datos de una forma rápida y confiable.

Ahora bien, la analítica de Big Data permite que los bancos establezcan la mejor siguiente acción o Next Best Action para equilibrar las necesidades de los clientes con las prioridades que tiene la compañía. Ya sea, creando una oferta especial para un servicio o producto con el objetivo de responder a una necesidad, cumplir una meta, tener mayores ganancias o retener a los clientes.

Aunque esta técnica no es nueva, sí puede optimizarse y mejorar con el uso de tecnología avanzada. Para estos casos, se pueden analizar perfiles de clientes, preferencias, comportamientos, interacciones con el banco, ubicaciones, entre otras. Esa información se usa para sugerir la acción o el mejor conjunto de acciones para recomendar a un cliente, como una promoción dirigida, una oferta de venta cruzada, un descuento o una oferta para lograr la retención.

En el pasado, los bancos utilizaban la segmentación básica. Ahora, se puede tener acceso a un abanico de datos para crear mejores ofertas que fortalezcan la rentabilidad de la entidad. Conoce cómo podemos apoyarte, contactándonos

X