Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Estamos ante el advenimiento de nuevas tecnologías que están ya cambiando los paradigmas de la computación. Así como el surgimiento del mundo cliente servidor en su momento cambió radicalmente la estructura de cómputo, han surgido dos grandes corrientes que están modificando los esquemas de cómputo: la computación basada en microservicios y la aún más disruptiva computación cuántica. Trataré de darles el punto de vista de un usuario, más que el de el detalle de ingeniería, por lo que de antemano me disculpo con todos mis amigos de tecnología informática por las imprecisiones a las que pueda dar a lugar.

La computación basada en microservicios permite un mejor y mayor aprovechamiento de la capacidad de cómputo instalada al permitir tener componentes más pequeños, autónomos, que se pueden activar e inactivar de manera dinámica. Se activarán más unidades de cada componente, con una funcionalidad muy específica, en la medida que dicha función sea requerida por más usuarios del sistema. En el caso de disminuir la demanda, se inactivarán dichas unidades para permitir que el hardware existente realice otro tipo de funciones. Si antes teníamos un tablero que se llenaba de cubos, con múltiples funciones, de 10X10X10 ahora tenemos cubitos con funciones únicas de 1x1x1 para llenar el mismo tablero.

Esta nueva aproximación ya nos está llegando al mundo analítico. Esto nos está alterarando la forma y las posibilidades de trabajo. Nos está abriendo nuevas puertas en un mundo con los datos distribuidos en muchos espacios en donde día tras día será más difícil pretender su unificación para su análisis. La computación distribuida a través de microservicios en contenedores, con muchas piezas de código libre, requerirá entonces de entornos gobernados y administrados para garantizar su interoperabilidad. Estos nuevos espacios, que integran los entornos para la programación detallada, con los entornos que soportan de manera gráfica a los analistas que no demandan gran detalle en la programación, habilitarán unos nuevos espacios de colaboración.

Estamos ante una fase del ciclo de desarrollo en donde no podremos ser ajenos a comprender las implicaciones de estas nuevas arquitecturas de tecnología. Si bien se pretendía que era para que fuera más transparente para el usuario, la evolución de esta nueva tendencia nos está obligando a comprender de manera más detallada su trasfondo técnico para que realmente la podamos aprovechar y comprender. Día tras día, los analistas estaremos abocados a conocer en mayor detalle los componentes de la arquitectura de tecnología informática para comprender las posibilidades y limitaciones de este nuevo mundo que ha venido surgiendo de manera silenciosa pero que ya está germinando de manera imparable ante nuestra perpleja mirada.

Faltan explorar posibles impactos de la computación cuántica, pero esto quedará para la segunda parte.

Sergio Gutiérrez
CEO Infórmese
Big data/ analytics/ SPSS/Data scientist/ keynote speaker

X