Nosotros RSE Blog Eventos
Por: Juan Sebastián Montañez

Organizaciones y empresas de todo el mundo están inmersas dentro de una carrera desenfrenada por manejar y entender los  grandes volúmenes de datos que reciben y manejan a diario. ¿A gran volúmen de datos? ¡Soluciones potentes y confiables que permitan entender y manejar el fenómeno de la información! ¿No?,  Cada vez, y de forma ascendente, crece la necesidad de poseer herramientas y estrategias conjuntas y funcionales que ayuden a entender y a ejecutar  cambios realmente importantes a nuestros procesos; cambios que nos lleven un paso adelante de la competencia, a la par de un exigente mercado y a la vanguardia de las exigentes tendencias, siempre tan cambiantes y rápidas a las que se ven inmersas las compañías en el mundo.

 

Hace unas semanas, uno de los gerentes de INFÓRMESE, se refirió a las cualidades que las tecnologías en Business Intelligence traen consigo para el mercado:  habilidad de transformar datos y convertirlos en información, optimización del tiempo, reducción porcentual del costo, un aumento válido de la productividad y si se conoce la herramienta y la estrategia a implementar; un factible retorno a la inversión dependiendo de lo acertado de tus decisiones y de tu habilidad de interpretación de la data. Aunque complejo, si lo piensas, las organizaciones que se veían reacias y lejanas a la disrupción de la era digital cambiaron su pensamiento en torno a ellas y entendieron los beneficios que pueden traer consigo en el presente y en camino hacia el futuro. Las bondades o beneficios que la IA traiga consigo, dependen entrañablemente de tu elección y ¿Por qué no? de la conformación de un equipo de trabajo que logre integrar ganas, conocimiento, paciencia, claridad y algo de experiencia como timonel para un viaje hacia el éxito.

 

«Reconocer y establecer las debilidades que estás cometiendo al interior de tu organización o de tu equipo siempre te dará puntos extra que el resto no tiene, cada vez que aceptas tus errores tienes la posibilidad de potenciar tus objetivos.»

 

¿Cuáles crees que son los objetivos a cumplir por cualquier CEO en el mundo? Bueno, te apuesto (por no asegurarlo) a que muchos de ellos estarán de acuerdo que el éxito de la organización, el posicionamiento de la misma y el retorno de cualquier estrategia deberían estar estrechamente ligados a los objetivos trazados, ¿Verdad? Pues esta afirmación puede acercarse a lo que Business Intelligence puede ofrecerte para  2019. Reconocer y establecer las debilidades que estás cometiendo al interior de tu organización o de tu equipo siempre te dará puntos extra que el resto no tiene, cada vez que aceptas tus errores tienes la posibilidad de potenciar tus objetivos.

 

Inteligencia artificial:

¿Parece molesto en ocasiones verdad? La IA aparece a donde quiera que veas: blogs, noticias, correos masivos y hasta en la radio: ¡Inteligencia artificial el futuro! ¿Relegación? ¡Inteligencia artificial la solución! ¡Retorno a la inversión 100% con la IA! Parece casi una utopía empresarial sacada de un libro de superación personal donde todo es posible; muchos de estos titulares te ofrecen la tierra prometida del cumplimiento de objetivos, sin embargo, muchas de estas promesas pueden quedar en el aire. A pesar de que IA optimiza, agiliza, transforma procesos manuales y operativos, ¿Es una solución mágica? No, no lo es; posiblemente se acerque más a ser  una hoja de ruta que traza un camino -lento pero seguro- al éxito. No implementarla no te borrará del mapa, sin embargo  te relegará poco a poco y posicionará a tu competencia o a cualquier otro que si la use primero.

La promesa de la Inteligencia Artificial en esta década es y será la automatización. A pesar de que sugiere un replanteamiento sobre la posición de los humanos en ciertas tareas, no debe ser un factor que deba aminorar o subestimar las capacidades de un empleado. La IA puede ayudar a la interpretación y las experiencias humanas, no reemplazarlas, su funcionamiento depende de nosotros, la tenencia de un gran equipo de profesionales, desplegará la estrategia de Inteligencia Artificial más exitosa que puedas imaginar.

 

«Para 2020 el 85% de los directores de tecnología probarán programas de Inteligencia Artificial «

 

Según Gartner: para 2020 “el 85% de los directores de tecnología probarán programas de Inteligencia Artificial “, al menos en el ámbito de Business Intelligence, la IA es una gran aliada para estudiar y entender los datos desde cualquier ángulo que se te ocurra, años atrás no habríamos creído posible que nuestra información y procesos se pudieran ver potenciados de tal forma. ¿Qué dices ahora?

 

Datos “On the cloud”

La nube? ¿te suena? Es un término general que se ha adoptado para la provisión de servicios de hospedaje en la red; toda información y cualquier tipo de datos viven dentro de ese espacio, este tipo de servicio o de alternativa se ha replanteado y reinventado para ser funcional por la puja de la democratización de la data. “La nube”, tiene como objetivo consolidar la información y acaparar en un solo lugar grandes volúmenes de datos. Según un estudio presentado por la consultora Deloitte: “Pequeñas y medianas empresas que utilizan un mayor número de servicios en la nube, presentan un crecimiento de 26% más rápido que empresas que no usan herramientas en la nube, estas empresas son 21% más rentables”.

La nube trajo consigo un esquema de negocio distinto y está incentivando y  replanteando millones de pequeñas y grandes compañías en todo el globo. La mejora del trabajo colaborativo, una vasta oferta de infraestructura, software económico, seguridad de los datos y herramientas confiables hacen necesaria y tentadora la opción e implementación de estas temáticas dentro de las estrategias para Business Intelligence  en 2019.

 

Analítica aumentada:

 

Ya habíamos hablado sobre la inmensa cantidad de datos a las que se ven enfrentadas las compañías del mundo. La batalla contra el entendimiento de la data se pelea a diario y en un campo bastante cambiante y seguramente competitivo. La cantidad de datos creados en todo el mundo en 2018 alcanzó los 33 zettabytes (un zettabyte equivale a 1.000 millones de terabytes), 16,5 veces más que solo hace nueve años, a diario, los científicos de datos, ciudadanos de datos, profesionales, ingenieros e incluso, personas que no poseen un conocimiento profesional en data y analítica confrontan robustas volumetrías. ¡Es increíble! hace unos años era impensable que alguien que no fuera un ingeniero pudiera llevar a cabo este tipo de tareas, sin duda alguna hemos avanzado.

La analítica aumentada brindará la capacidad de identificar patrones ocultos en los datos y de esta forma, brindarnos un sinnúmero de nuevas opciones que nos lleven a la potenciación de distintos procesos que se han trazado como objetivos. La automatización de conocimientos por medio del aprendizaje automático y la adopción y ejecución de lenguaje natural, sin duda, marcará un hito en el mercado analítico, los científicos de datos y análisis podrán plantear un análisis más acertado a la medida del crecimiento y las capacidades que trae consigo la analítica aumentada.

 

 

 

Leave a Reply

X