Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Los cambios en la educación no solo implican una transformación dentro de las aulas. Todo empieza desde la admisión de los estudiantes. Hoy en día no bastan los resultados de pruebas estandarizadas, un promedio de calificaciones o la participación en actividades extracurriculares para seleccionar los estudiantes.

Los datos no son solo una tendencia que revoluciona negocios o gobiernos. Usados adecuadamente, se convertirán en la mejor herramienta para tomar decisiones dentro de instituciones educativas, como la admisión de nuevos estudiantes.  Conozca tres formas de usar Big Data  y Analytics para reclutar a los mejores talentos en su universidad y mejorar la retención de los estudiantes.

Analizar KPI

Analizar los indicadores clave de rendimiento (KPI), como la historia académica, datos demográficos y datos geográficos, permite que las universidades puedan predecir  cuáles estudiantes se inscribirán si son aceptados.

Además, los datos geográficos son valiosos para crear campañas de marketing efectivas en  lugares y mercados específicos. Si una oficina de admisiones conoce con exactitud las ubicaciones de los solicitantes, ahorrará los costos de mercadeo y producirá mejores resultados. En lugar de dirigir sus esfuerzos a campañas generales, podrá enfocarse en mercados que son más propensos a aumentar la tasa de inscritos en la universidad.

Aprovechar la información en social media

Los datos de social media  no solo son útiles para las grandes industrias. La presencia en redes sociales de los solicitantes puede ser un factor en la toma de decisiones de las universidades. De acuerdo a una encuesta de Kaplan en 2015, el 40% de los encargados de las admisiones en universidades aseguraron que visitaron las redes sociales de los solicitantes para obtener más información acerca de ellos. Esta tendencia sigue aumentando.

Estos análisis no se enfocan únicamente en los intereses personales de un candidato, también puede determinar el comportamiento de aquellos que son propensos a inscribirse y culminar un programa académico.

Frenar la deserción estudiantil

El análisis de Big Data permite que las universidades disminuyan la deserción, a través de la intervención oportuna en caso de problemas en la educación de un estudiante.  Por ejemplo, si un estudiante tiene un bajo rendimiento académico, se activa un sistema de alertas para que los asesores intervengan. Así, en lugar de perder asignaturas, los estudiantes reciben soluciones personalizadas para mejorar sus resultados y terminar su programa académico.

Big Data y Analytics representan una evolución para los procesos administrativos de las universidades. El análisis de grandes volúmenes de información, ayuda a mejorar la eficiencia en los procesos y a obtener una ventaja frente a la competencia. Usted también puede dar un paso hacia el futuro, contáctenos para brindarle la mejor asesoría en mercadeo@informese.co

X