Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Sin duda, la analítica está revolucionando al mundo. La educación no es la excepción. Las instituciones que utilizan la analítica mejoran su rendimiento y brindan mejores experiencias educativas a sus estudiantes. Así que el uso del análisis de datos en las aulas trae grandes beneficios, desde el ahorro de costos, la optimización de recursos hasta una educación más personalizada y eficaz.

Conozca algunas formas de construir una educación eficiente, recomendadas por IBM.

1. Personalizar la experiencia de aprendizaje

Por lo general, una experiencia de aprendizaje se adapta a un salón de clases y al número de estudiantes. Sin embargo, mediante el uso de aplicaciones y el análisis de información, lo profesores pueden medir el rendimiento de los estudiantes, personalizar las experiencias de aprendizaje y crear planes de estudios para cada estudiante, lo que transformaría la educación y la preparación de los alumnos.

2. Aumentar la participación en clases

Cuando un profesor hace una pregunta en clase, solo una persona puede responder a la vez. Sin embargo, con el uso de tecnologías interactivas todos los estudiantes pueden responder de forma simultánea. Esta información puede ser utilizada para analizar el porcentaje de estudiantes que van más avanzados en un tema y quiénes luchan más con algunas asignaturas, de esta forma las estrategias educativas se modifican para ofrecer otras experiencias de aprendizaje.

3.Medir el nivel de aprendizaje

Los programas de aprendizaje en línea y los libros electrónicos pueden medir el compromiso del estudiante al recopilar información sobre la rapidez con que leen, la velocidad de sus respuestas a las preguntas de práctica o incluso la pausa entre las pulsaciones del teclado. Según un estudio de la Universidad Estatal de Iowa, las pausas largas pueden significar distracción, aburrimiento o falta de dominio en un concepto. Estos datos son útiles para predecir los resultados de los estudiantes en diferentes asignaturas.

4.Informar a los padres

Además de los resultados de exámenes, los padres pueden acceder a datos sobre el rendimiento de sus hijos, de esta forma pueden conocer cómo va su nivel de aprendizaje, qué asignaturas les causan más dificultades, qué conceptos necesita reforzar, entre otros usos. Esta información es clave para ayudar a que los padres apoyen a sus hijos a la hora de alcanzar el éxito en su educación.

5.Identificar los riesgos de deserción

Al recopilar datos sobre el historial de asistencias, el rendimiento en las clases e información socioeconómica sobre los estudiantes, se pueden realizar modelos predictivos para intervenir antes que un estudiante abandone la institución educativa. Con esto se podría mitigar el nivel de deserción en colegios.

Los datos tiene el poder de transformar un sistema educativo . Es el momento de evolucionar con el uso de Analytics y Big Data. Contáctenos y conozca más.

X