Nosotros Trabaje con nosotros RSE Blog Eventos

Para construir un sistema de seguridad social más eficiente y de mayor calidad no han bastado recursos y buenas intenciones.

Por estas y otras razones las soluciones en materia de salud no deben carecer de herramientas que busquen su optimización. La búsqueda de gobiernos inteligentes induce al estado para que se base en mecanismos perdurables que afirmen la equidad.

Un mal diagnóstico

Las fallas en la prestación de servicios públicos hacen parte de la cotidianidad del usuario, por ello las contrariedades están latentes y bien definidas por quienes buscan acceder a un sistema que en la realidad no existe.

Los obstáculos que se enfrentan a la hora de implementar las políticas en este sector son múltiples; uno de ellos, los medicamentos que aunque regulados tienden a incrementar sus costos para luego sumarse a una cobertura parcial y respuesta lenta frente enfermedades crónicas.

La fórmula indicada

Muchos de los problemas existentes podrían mejorar sustancialmente en la medida que se articulen los protagonistas en este proceso, tanto médicos como pacientes, proveedores y aseguradoras podrán integrarse al sistema que hasta el momento ha buscado generar más rentabilidad para empresarios que beneficios para usuarios.  El centralizar los datos de los pacientes representa unificar la información generando beneficios para ambas partes.

Por ello la implementación de un sistema más inteligente se basa en establecer mejores relaciones entre quienes participan en este ciclo como se mencionaba anteriormente, sin embargo una de sus virtudes más relevantes está en generar reportes e información de mayor calidad, dejando a un lado los malos diagnósticos, los dictámenes cambiantes de un médico a otro y los indestronables registros escritos que impiden la automatización de la información.

Post-operatorio

Luego de someter al sistema médico a una operación que sin lugar a dudas cambiará su turbulenta realidad, tanto pacientes como doctores contarán con información segura y eficiente que minimiza al máximo la posibilidad de enfrentar un error en diferentes frentes. Ejemplo de esto es el sistema español quien ha logrado unificar la información en su territorio, de tal manera que un paciente está en capacidad de ingresar a cualquier centro de salud con la seguridad que su información se encuentra actualizada, ahorrando tiempo e incertidumbres al profesional que lo está atendiendo.

Para concluir y dar por terminada la operación de un sistema que ha durado años en cuidados intensivos, es importante mencionar que cambios más inteligentes no solo se basan en mejorar la atención y unificación de los datos; las soluciones deben atravesar sectores como el administrativo, financiero, operativo y genético.  Con el fin de que esta estructura tenga soportes integrales que reafirmen sus bases, reflejando calidad y haciendo parte de las empresas que basan sus políticas en gestiones inteligentes.

REDACCIÓN INFÓRMESE
POR SERGIO FORERO

X